viernes, 20 de febrero de 2015

Calle de los Tres Peces

Calle de los Tres Peces

La calle de los Tres Peces está entre la calle del Ave Maria y la calle de Santa Isabel.

Según relata el cronista de la Villa, Pedro Répide en su libro ‘Los nombres de las calles de Madrid’, en esta calle se encontraba la casa de Don Pedro Solorzano, quien tenía la costumbre de regalar todos los años en el día de San Francisco de Paula tres peces grandes al convento de la Victoria; otros tres, el día de San Rafael al Hospital de San Juan de Dios; otros tres el día de la Concepción al Hospital de San Francisco y otros tres al Hospital de San Bernardino. Para que no se perdiese la costumbre, fueron labrados en la fachada de la casa tres peces en memoria de este piadoso hombre y de ahí el nombre de esta madrileña vía.

Pero hay otras historias de esta calle, que nada tienen que ver con la etimología que hoy sustenta y que merecen ser contadas. A principios siglo XIX comenzaron a construirse en Madrid los primeros mercados cubiertos en hierro y cristal por iniciativa privada, uno de ellos se encontraba en la Calle Tres Peces. Cuando en 1870 comenzaron construirse los primeros mercados de titularidad municipal, Mostenses (1875), Cebada (1875), Chamberí (1876) y Paz (1882), es de presuponer que los mercados privados desapareciesen.  Hoy no queda ni rastro de ese primitivo mercado en la calle Tres Peces y a pocos metros el Mercado de Antón Martín se convierte en el centro neurálgico del comercio de la zona.

Pero en esta calle, hay también espacio para el recuerdo de grandes hombres de ciencia, en este caso de Don Juan Ramón Gómez-Pamo. Haciendo chaflán con la calle Santa Isabel 28, una lápida de mármol junto a la figura de Hermés nos recuerda que en ese lugar moró
Juan Ramón Gómez- Pamo
Don Juan Ramón Gómez- Pamo, Catedrático de Farmacia de la Universidad Central y Académico de la Real Academia de Medicina, allá por el siglo XIX. En la lápida se lee claramente:

“AL SABIO CATEDRÁTICO DE FARMACIA Y ACADEMICO DE LA REAL ACADEMIA DE MEDICINA EXMO. SR. D. JUAN RAMÓN GÓMEZ-PAMO. AL MAESTRO GLORIA DE LA CIENCIA LOS FARMACEUTICOS ESPAÑOLES EN EL 1ER CENTENARIO DE SU NACIMIENTO 1846-1946”

Esta lápida conmemorativa, se colocó coincidiendo con el primer centenario de su nacimiento en el año 1946 por la Asociación de Farmacéuticos Españoles y varios de sus discípulos.

En este mismo inmueble, existe también otra lápida dedicada al hijo de Don Juan Ramón Gómez-Pamo, el dibujante Fernando Gómez-Pamo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario