jueves, 19 de febrero de 2015

Calle del Olivar


Calle del Olivar

La calle del Olivar está entre la calle de la Magdalena y la calle de Lavapiés.

Debe su nombre a que en sus orígenes toda la zona ocupada por la calle era un extenso olivar que llegaba hasta el santuario de la Virgen de Atocha donde se ubicaba un humilladero donde se daba culto al Cristo de la Oliva, obra de Pereira.

En el año 1564 unos judíos destrozaron la imagen y quemaron el humilladero. Felipe II al conocer esta situación mandó su reconstrucción y su traslado en procesión hasta la iglesia de Atocha. En esta iglesia permaneció la imagen hasta que se levantó la ermita que le daría cobijo en el paseo de la Infanta Isabel. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario